PB- T1 La Psicobiología

 La Psicobiología estudia la conducta humana en el contexto amplio que ofrecen los principios y leyes que la Psicología y la Biología han ido descubriendo a lo largo de su historia. Para esta disciplina, la conducta es la propiedad biológica que permite que los organismos que la poseen establezcan una relación activa con el medio ambiente. Por tanto, el objetivo de la Psicobiología es poner de manifiesto cuáles son los procesos y sistemas biológicos involucrados en el comportamiento y de qué forma la selección natural ha ido conformando estos sistemas y procesos, así como el propio comportamiento, contribuyendo a la evolución de los variados repertorios conductuales que despliegan las diferentes especies animales incluida la nuestra.

La Psicobiología nace en la segunda mitad de pasado siglo XX para establecer un nuevo marco de referencia, unificador y más amplio, en el que integrar los resultados obtenidos, desde la tradición biológica y psicológica, en el estudio de todas las facetas involucradas en el comportamiento y, con ello, crear un cuerpo de conocimientos que logre explicar la conducta humana. Se enmarca dentro del paradigma E-O-R y su objeto de estudio es el análisis científico del comportamiento humano, entendido éste como un proceso biológico. Para ello, estudia qué estructuras están involucradas en el comportamiento, qué procesos lo ponen en marcha, cómo se regula, qué finalidad tiene y cómo se ha ido modelando a lo largo de la filogenia.

El objeto de estudio de la Psicobiología es la conducta humana, la cual se define como el conjunto de manifestaciones públicamente observables reguladas por el sistema neuroendocrino, mediante las cuales el animal como un todo, en respuesta a un estímulo interno o externo, se relaciona activamente con el medio ambiente.

Todos los aspectos que subyacen al comportamiento son objeto de estudio de la Psicobiología, entre éstos, los procesos mentales que, si bien no son en sí mismos comportamiento, son procesos neurales que lo regulan y, por tanto, su investigación también es necesaria para explicar completamente la conducta humana.

La conducta depende de dos factores: el filogenético y el ontogénico. En relación con el primero, la conducta es modelada por la selección natural y forma, junto con el resto de elementos conjunto de adaptaciones recogidos en el acervo genético de la especie, que capacitan a cualquier miembro de la misma para recibir un determinado espectro estimular, procesar de forma característica esta información y emitir una serie de respuestas relacionadas con su supervivencia, se les denomina causas lejanas del comportamiento.

El segundo factor, el ontogénico, está representado por el conjunto de interacciones que se producen entre el genotipo y el ambiente a lo largo de la vida de cualquier individuo. Constituyen las denominadas causas próximas del comportamiento y son las responsables de que las características generales de la especie se expresen de modo particular en cada individuo. Al conjunto de factores ambientales que actúan modulando la expresión de la información recogida en el genotipo se les denominan factores epigenéticos. El efecto de éstos puede ser poco reversible o, gracias a la plasticidad el sistema nervioso, favorecer procesos tales como el aprendizaje y la memoria.

Finalmente, a este recorrido por los factores biológicos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de explicar la conducta, hay que añadir aquellos que intervienen en la causación inmediata del comportamiento, los mecanismos por los que los estímulos se presentan e integran dentro del sistema nervioso central y cómo dicha representación del entorno produce cambios en el estado interno del organismo que influyen en la forma en que interactúa con su ambiente al desplegar el comportamiento.

Disciplinas de la Psicobiología

La Psicobiología incorpora a su actividad investigadora todas aquellas técnicas y objetos de estudio particulares de otras disciplinas con el fin de explicar el comportamiento humano. Ello ha dado lugar a la aparición de nuevas disciplinas tales como la Psicología Evolucionista, la Genética de la Conducta, la Psicobiología del Desarrollo, la Psicología Fisiológica, la Psicofarmacología, la Psicofisiología, la Neuropsicología y la Neurociencia Cognitiva. La actividad dentro de estas disciplinas, junto con la realizada dentro de otras disciplinas de contexto más amplio, como la Etología, la Neuroetología, la Ecología del Comportamiento y la Sociobiología, están aportando un importante cuerpo de conocimientos que nos permiten hoy conocer y explicar mejor el comportamiento humano, a la vez que abren nuevos horizontes.

La Investigación En Psicobiología

La Psicobiología, como ya se ha señalado, es una ciencia empírica que tiene como objetivo la explicación de la conducta. El carácter científico de una disciplina viene determinado por la utilización del método hipotético-deductivo, método que hace referencia al planteamiento y verificación de hipótesis y, a partir de ahí, a la formulación de leyes y establecimiento de teorías. En este apartado se explica que las hipótesis se ponen a prueba mediante la observación o por la experimentación. En esta última existen dos grandes estrategias:

  1. La intervención conductual, en la que la conducta actúa como variable independiente y el organismo como variable dependiente.
  2. La intervención somática, en la que se toma a la conducta como variable dependiente siendo el organismo la variable independiente.

Cuando no es posible utilizar la contrastación experimental se emplea la contrastación observacional, que utiliza la aproximación correlacional, como única forma posible de dar una explicación de la hipótesis de partida. Distinga claramente cómo se procede en cada una de estas formas de abordar la investigación de un problema planteado.

La contrastación de las hipótesis sobre las bases biológicas de la conducta lleva aparejada la utilización de técnicas. Las técnicas utilizadas en la investigación que se realiza dentro de las diferentes disciplinas de la Psicobiología son muy numerosas y, por este motivo, sólo se describen algunos de los procedimientos utilizados con más frecuencia para estudiar el SN, como son: las técnicas de lesión y de estimulación, de registro de la actividad neuronal y las que permiten el estudio del cerebro humano in vivo. Entre estas últimas, destacan las diferentes técnicas de neuroimagen que han abierto grandes posibilidades a la investigación de las bases neurales de los procesos psicológicos.

Al describir las técnicas se pretende que el estudiante conozca cuál es la finalidad de cada una de ellas, en qué tipo de investigaciones son utilizadas, qué conocimientos aportan, etc., pero no es necesario que memorice los detalles técnicos de cada procedimiento.

Apuntes del tema