SO- T14 Aplicaciones de la Ps. Social

Este capítulo es el último del programa y cierra el volumen. Su contenido es un contrapunto del contenido de los capítulos anteriores, en los que, junto a los planteamientos teóricos más relevantes, se presentaba las aportaciones fundamentales de la investigación psicosocial. El contenido de esos capítulos anteriores, por tanto, se puede considerar a todos los efectos como “básico”, es decir, como un conocimiento orientado primordialmente a la comprensión de las relaciones entre las variables de interés para la Psicología Social. Se supone en todo momento que es un conocimiento útil para mejorar las condiciones de la vida social, pero sólo de pasada se alude a esa utilidad. En cambio, en este capítulo final la utilidad de esos conocimientos es lo que se convierte en centro de atención. Se pone especial empeño en subrayar que la utilidad de los conocimientos psicosociales no es algo superfluo o colateral, sino algo que surge de la misma esencia de la investigación psicosocial. Los conocimientos generados por esta sirven para mejorar las condiciones de vida. Por eso, la Psicología Social Aplicada es un esfuerzo sistemático de trasvase de los conocimientos básicos a la solución de los problemas de la vida real y a la mejora del bienestar humano y de la calidad de vida de las personas.

Hay varias ideas clave en este capítulo. La primera es que la Psicología Social nace con el propósito de resultar útil a la sociedad. Existen aplicaciones de los conocimientos psicosociales a la mejora de la vida social desde principios del siglo XX. Aunque las aplicaciones siempre estuvieron presentes en el desarrollo de la Psicología Social, diversos autores, con Varela a la cabeza, exigieron algo más: que fueran sistemáticas. Esta necesidad de sistematizar el flujo de conocimientos hacia la aplicación es lo que dio lugar a la aparición de la Psicología Social Aplicada.

Hay diversas formas de entender la Psicología Social Aplicada. En el capítulo se señalan tres. Todas son compatibles entre sí y las diferencias que se pueden trazar entre ellas tienen que ver sobre todo con cuestiones de matiz y de enfoque. La utilidad del conocimiento psicosocial es el puente entre el conocimiento psicosocial y su aplicación a la mejora de la vida social.

La utilidad se convierte, por tanto, en una pieza clave en la Psicología Social Aplicada. Exige que se le preste una atención focal, y la forma en la que se entiende da lugar a las distintas aplicaciones que se realizan dentro de la Psicología Social Aplicada.

El enfoque hacia la solución de problemas sociales coexiste en la Psicología Social Aplicada con un enfoque orientado más bien a la mejora de la calidad de vida y del bienestar humano. La coexistencia de estos dos enfoques se produce dentro de la mayoría de las aplicaciones, áreas y dominios de aplicación. El psicólogo social aplicado puede adoptar diferentes papeles a la hora de llevar a cabo una aplicación concreta. El papel adoptado depende de una serie de factores, entre los que destacan los valores y objetivos del psicólogo social que realiza la aplicación.

Apuntes del tema