Ps. Atencion

La atención es un concepto difícil de definir por los psicólogos. William James dio la siguiente definición: “Todo el mundo sabe qué es la atención. Consiste en que la mente toma posesión, de manera clara y lúcida (…) Implica dejar de lado algunas cosas con el fin de abordar otras eficazmente”.

Nos acercamos más a la realidad si decimos que “nadie sabe qué es la atención”, o al menos, que no todos los psicólogos están de acuerdo en su definición.

La atención no es un único concepto, sino que engloba diversos fenómenos psicológicos. El término atención se emplea para referirse a distintos fenómenos y procesos, no solo entre los psicólogos, sino también en el uso cotidiano.

Shiffrin: “El término atención se ha utilizado para referirse a todos aquellos aspectos de la cognición humana que el individuo puede controlar (…) y a todos los aspectos de la cognición relacionados con las limitaciones de recursos o capacidad, incluidos los métodos para abordar dichas limitaciones”

Existe acuerdo en que la atención se caracteriza por una capacidad limitada de procesar información. Y este procesamiento se puede controlar intencionalmente. Solo podemos mirar en una dirección y solo percibimos parte de la escena visual. Comprobado empíricamente.

El conductismo

Uno de los motivos por los que tuvo tanto auge el conductismo fueron las dificultades que encontraron los psicólogos del siglo XX para definir con precisión términos como la atención. La psicología había surgido de la filosofía de la mente para convertirse en la ciencia de la mente, pero si no estaban claros los términos que utilizaban en las explicaciones, la psicología no podría ser verdaderamente científica.

El conductismo pretendía suprimir el uso de términos psicológicos cotidianos y buscar una verdadera ciencia de la conducta, sin recurrir a ninguna variable que interviniera en la mente. No se podía experimentar con mecanismos internos inobservables como la “atención”, que por mal definida, permitía la explicación de conductas adaptativas dirigidas a metas.

El enfoque cognitivo

Consideraba al humano como un procesador de la información. Tomó el mando como metáfora de la mente, proporcionando una manera científica de crear modelos sobre las variables que intervienen entre el estímulo y la respuesta.

 
 

La atención se tiene que considerar como algo que tiene distintas variedades. Mecanismos implicados en la atención:

  • Expectativas
  • Anticipación
  • Focalización
  • Selección

Tipos de procesamiento:

  • De arriba-abajo (top-down): los cambios atencionales se ejecutan bajo control del sujeto, de forma volitiva en función de las expectativas cognitivas, requisitos de la tarea o meta planteadas.
  • De abajo-arriba (bottom-up): los cambios atencionales se ejecutan automáticamente, dirigidos por propiedades o rasgos físicos del estímulo presentado.

EXPECTATIVA

Input perceptivo: activa procesamiento abajo-arriba (bottom up) de los atributos de un objeto.

Mental set (disposición mental): disposición selectiva en la que el sujeto se prepara para responder a un conjunto determinado de estímulos en detrimento de otros. Este concepto de selección implica desatender ciertos estímulos a expensas de aquellos que se han seleccionado.

Proceso automático: aquel que no requiere atención.

Otro problema que interesa a los investigadores es la cuestión de si la atención visual se basa en el espacio o en el objeto. La atención está íntimamente relacionada con el lugar al que miramos y con los movimientos oculares. Atendemos a aquello a lo que dirigimos nuestra mirada.

SELECCIÓN

En la visión parece haber un límite obvio para la cantidad de información que podemos captar procedente de distintos lugares espaciales, simplemente porque no es posible mirar a dos direcciones al mismo tiempo.

La atención auditiva también parece tener ciertos límites. Podemos escuchar selectivamente una conversación de la mesa de al lado en un restaurante, aunque se esté manteniendo una en nuestra mesa. Es el efecto que se da en lo que se llama CocktailParty (reunión social): procesos internos que permiten que un conjunto de datos auditivos prevalezca sobre otros. Ejemplo: “cotilla en unrestaurante”

¿Es la misma la atención que utilizamos en la visión que la que empleamos en la audición?

Atender visualmente al movimiento de los labios de un hablante puede ayudarnos a comprender mejor lo que nos dice, especialmente si hay ruido. También nos gusta que la gente nos mire al hablar.

También podemos atender a olores, sabores, sensaciones e información propioceptiva. De esto se sabe menos.

Atención al dolor: es importante para la autopreservación y la supervivencia, pero quienes padecen dolor crónico pueden tener dificultades para realizar otras tareas porque el dolor acapara la atención.

Memoria: íntimamente ligada a la atención. Recordamos aquello a lo que hemos atendido. Aunque no sea capaz de recordar de forma explícita en un nivel consciente la presencia de cierta información, pruebas posteriores pueden demostrar que los estímulos “no atendidos” han causado efecto, sesgando o preparando respuestas posteriores. Priming: influencia que un estimulo previamente presentado, generalmente durante un tiempo muy breve, ejerce sobre otro posterior.

A lo que prestamos atención se encuentra el la memoria a corto plazo (MCP) o de trabajo (Working Memory). Aquello que tenemos en la memoria a corto plazo es lo que estamos pensando conscientemente en ese momento.

La memoria y la atención también están relacionadas entre sí a la hora de planificar y de supervisar las actividades cotidianas.

Atención en el control de la acción: otra forma de atención es la que dirigimos en función de las metas o de lo que pretendemos hacer. Ejemplo: preparar un té requiere buscar una taza, calentar el té, el azúcar, encender el fuego… Cada paso requiere atención.

 

Johnston y Dark examinaron diversas teorías sobre la atención selectiva y las clasificaron en teorías de causa y de efecto.

Teorías de causa: distinguen entre dos tipos de procesamiento:

  • Dominio A: Procesamiento de alta capacidad, inconsciente y pasivo. Automático o procesamiento preatencional.
  • Dominio B: Procesamiento de baja capacidad, consciente y activo. Procesamiento controlado o atencional.
Teorías de efecto: el efecto surge del funcionamiento de todo el sistema cuando el input interactúa con los esquemas en la memoria a largo plazo.
La atención es tan difícil de definir que, intuitivamente, es probable que las distintas formas de atención surjan de diferentes efectos en lugar de ser reflejo de varios agentes causales.
 

La psicología cognitiva forma parte de un conjunto más amplio denominado ciencia cognitiva, cuya finalidad es entender cómo nos permite el cerebro atender eficazmente.
Junto con los hallazgos biológicos y neuropsicológicos, los modelos computacionales, los estudios fisiológicos y la aplicación de técnicas de neuroimagen han permitido avanzar considerablemente en el estudio de la atención.

Posner divide los trabajos sobre la atención en tres fases, tres líneas de investigación que siguen estando presentes:

  • Ser humano como procesador monocanal (1950-1960)
  • Cognición, representaciones internas, procesos automáticos y controlados (1970- 1980)
  • Neurociencia cognitiva, tiene en cuenta la biología, los pacientes con alteraciones neuropsicológicas y la computación (>1980)

Este autor considera que si pensamos en la atención como un sistema con varias redes cerebrales, el concepto es válido.

Las técnicas de neuroimagen pueden ayudarnos a conocer la relación que existe entre neurociencia y psicología. Cada tipo de tarea requiere la participación de distintas zonas cerebrales y redes. Toda conducta atencional proviene de un sistema muy complejo: el cerebro.