Ps. Atencion

William James (1980) hace referencia a la selectividad de la atención y a su carácter aparentemente limitado, e introduce la consciencia en su explicación:
Todo el mundo sabe lo que es la atención, y añadió "La mente toma posesión, de manera clara y lúcida, de uno de los varios objetos o cadenas de pensamiento que aparecen simultáneamente. La focalización y la concentración de la consciencia constituyen su esencia. Dejando a un lado algunas cosas para abordar otras eficazmente”.

Se introduce la consciencia en las explicaciones del procesamiento atencional.
Aún siendo conscientes del resultado de los procesos automáticos, somos incapaces de precisar el discurrir de este tipo de procesamiento para llegar al resultado obtenido.
Hay que tener en cuenta que los términos “consciente” o “consciencia” pueden tener más de un significado o interpretación. Inconsciente puede referirse también, según el contexto, a la expresión “carente de identificación consciente” o “inatendido”.
Se vio en el capítulo 2 que para llegar al nivel de selección atencional en el que la información está disponible conscientemente, el procesamiento de información inatedida producía priming semántico subliminal, evidenciando selección “tardía”.
Existe debate sobre la validez de los experimentos que en principio demostraba la Activación Semántica Sin Identificación Consciente (SAWCI). Dicho debate ha girado sobre las siguientes cuestiones:

  • Qué método es el idóneo
  • Qué criterios deben seguirse para examinar la consciencia del sujeto
  • Qué técnicas deben usarse para establecer umbrales de consciencia

 
9.2.1 TAREA DE ESCUCHA DICÓTICA
Recordemos que se trata de un paradigma donde se presentan dos mensajes, uno en cada oído. Se indica al sujeto que “sombree”(repita) uno e ignoren el otro. Tras algunos experimentos, los sujetos decían no haber sido conscientes de nada de los que se les presentó en el canal inatendido, pero en cambio mostraron respuesta electrodermal. Por tanto se procesaba a nivel semántico, pues no solo se respondía ante palabras asociadas, sino a algunas relacionadas semánticamente.
El problema existente es que no ha podido replicarse (los sujetos han sido más conscientes de la tarea inatendida de lo que se creía). Por tanto, este experimento de Escucha Dicótica no puede respaldar acerca del procesamiento inconsciente.
 
9.2.2. EXPERIMENTOS SOBRE VISIÓN PARAFOVEAL
Manipulando el foco atencional en algunos de los experimentos se le indica al sujeto que focalice la atención en un estímulo visual central e ignore cualquier otro que se le presente en la parafóvea (la fóvea es la porción de retina que focaliza).
Se encontró que el significado de palabras inatendidas situadas en la periferia podía influir en el procesamiento de las atendidas en ausencia de movimientos oculares.

 

9.2.3. EXPERIMENTOS DE ENMASCARAMIENTO VISUAL
El enmascaramiento visual retroactivo se ha utilizado en diferentes estudios sobre procesamiento aparentemente “inconsciente” del significado de las palabras.

  • Se muestra la palabra y rápidamentte se pone la MÁSCARA -> se pregunta por la palabra (Allport,  1977)
  • Sin poder decir cuál era, se apreciaban errores curiosos. Ante la palabra “jazz”, decía “blues”.
  • El sujeto, inconscientemente, había accedido a la semántica. No sabía cuál de los significados activados correspondía a la palabra-estímulo, pues el enmascaramiento impedía integrar las características físicas episódicas del estímulo con el significado. A este hecho se le conoce como “Paralexia semántica”: fenómeno por el que una palabra se sustituye por otra con la que guarda relación semántica.

Los pacientes con dislexia profunda, cometen errores similares (Coltheart,1980).
Integrar información física y semántica hace que la experiencia sea consciente y permite responder con seguridad.
Para investigar el fenómeno SAWCI (Activación Semántica Sin Identificación Consciente) se utilizan versiones extremas de los experimentos de memoria icónica:

  • En los experimentos clásicos --> matriz estimular (supraliminal) con enmascaramiento retroactivo y se experimenta con los límites del informe.
  • En SAWCI --> idéntico al anterior, salvo que la duración es brevísima (subliminal)

Por tanto, existe activación semántica sin identificación consciente (“qué” era el estímulo sí se aprecia, pero quedará afectado por la máscara el lugar del “dónde” se encontraba).
La consciencia permite la organización voluntaria de operaciones no conscientes que se producen en nuestra mente.

Existen síndromes neurológicos que nos han permitido avanzar en el conocimiento de la consciencia:

  1. Visión ciega
  2. Heminegligencia visual
  3. Amnesia

Estos síndromes evidencian existencia de información disponible dentro del sistema de procesamiento por debajo del nivel de la experiencia consciente del sujeto, influyendo en la conducta.
Diversos experimentos han intentado utilizar la activación semántica de palabras irreportables para estudiar efectos de priming sobre los estímulos siguientes.

  • Mediante taquistoscopio se presenta el prime ----> INMEDIATAMENTE después--> MASCARA 
  • Intervalo temporal de presentación entre prime y máscara se puede manipular para que el sujeto sea incapaz de decir si se le ha presentado prime
  • La presentación posterior de target (otra palabra) es a nivel supraliminal
  • El sujeto no presta atención consciente al prime, por lo que el investigador se asegura de que cualquier efecto observado se deberá al procesamiento inconsciente

Marcel (1980, 1983) presentó a los sujetos un prime enmascarado. Luego midió cuánto tiempo tardaron los sujetos en adoptar una decisión léxica. Debían decir si la cadena de letras que veían en target era una palabra o no. (Ejemplo: En un enmascaramiento en condiciones supraliminales: --> PAN --> (enmascaramiento) --> facilita a MANTEQUILLA, pero no a ENFERMERA). En sus experimentos se enmascaró de tal forma que el sujeto no pudiera detectar con una probabilidad del 60%, por lo que si el enmascaramiento era:

  1. Por PATRÓN VISUAL (máscara --> con rasgos estructurales similares al estímulo: letras con rayas superpuestas)
  • ​Evidencia de facilitación igual que en experimentos supraliminales. Pan ----> facilitó al target MANTEQUILLA
  1. Por RUIDO ALEATORIO (máscara elemental azar, sin estructura y con rasgos difusos)
  • No se produjo priming. Degrada al input del estímulo en fase temprana del procesamiento.

Investigó también el efecto Stroop. Se presentó parches de color sobre los que aparecían escrita una palabra que hacía referencia a un color. Observó que se producía la típica interferencia del efecto de Stroop aunque los participantes no fueran capaces de informar de las palabras.
No obstante, la pregunta es, ¿realmente, el sujeto no es consciente del prime?¿Dice la verdad?
 
9.2.4. LA CRÍTICA DE HOLENDER
Holender (1986) realizó una revisión y crítica sobre los experimentos que afirman aportar evidencias a favor de SAWCI. Para él no bastaba con que el sujeto ignorara el estímulo prime voluntariamente y lo comentara.
En la escucha dicótica cree que los individuos podrían haber tenido conocimiento del estímulo pero que luego lo olvidaran rápidamente. Según él, los resultados de la SAWCI siempre son significativos por el reducido tiempo del proceso, pero no le dan por ello más fiabilidad.
Sugiere que para obtener evidencias válidas de SAWCI hay que recurrir a experimentos con enmascaramiento visual. Un riguroso enmascaramiento por patrón impedirá informar del estímulo por ser el procesamiento limitado por los datos. Por tanto, a la hora de interpretar los resultados hay que ser cautos en estos experimentos, pues no hay claridad en si los estímulos iniciales afectan o no a la respuesta.

Cheeseman y Merikle (1984) proponen dos clases de umbrales:

  1. Subjetivos: El experimentador debe confiar en el informe del propio participante sobre si ha visto o no el prime. Los sujetos pueden variar el grado de seguridad y de disposición a informar.
  2. Objetivos Se establece por el investigador el umbral independiente y objetivamente.

9.3.1 LA MEDICIÓN SUBJETIVA Y OBJETIVA DE LA CONCIENCIA
Cheeseman y Merikle (1985) criticaron los experimentos de Marcel (1983) y de Allport (1977). Sugirieron que los errores semánticos de Allport podían deberse a asociaciones al azar más que a verdaderos errores semánticos. Demostraron que las estrategias de respuesta constituían un factor importante en los experimentos de priming.
Fowler, Wolford, Slade y Tassinary replicaron un experimento de Marcel (1983) en el que se pidió a los sujetos que decidieran lo siguiente:

  1. Cuál de dos alternativas se asemejaba más a palabra enmascarada en cuanto a significado.
  2. Cuál de dos palabras se asemejaba más desde el punto de vista grafémico.
  3. Qué se les había presentado: palabra o pantalla en blanco.

Fowler y cols. replicaron sus resultados, pero después realizaron el mismo experimento sin presentar ninguna palabra antes de la máscara. Se pidió a los sujetos que tomaran las mismas decisiones sobre la semejanza entre el primer estímulo (¡inexistente!) y la palabra que se les presentó después. Hallaron un patrón similar de resultados cuando no se presentó ninguna palabra para realizar comparaciones (cuando sí se presentó una palabra de comparación, los resultados fueron ligeramente más precisos). Estos efectos se interpretaron como evidencia de que, en ausencia de experiencia perceptiva, las estrategias de respuesta podían dar lugar a un rendimiento mejor que si se respondiera al azar. Así pues, aunque no todos los efectos que encontró Marcel podían deberse a estrategias de respuesta, al menos algunos sí se podían explicar en estos términos. Cheeseman y Merikle sugirieron que, a menos que las estrategias de respuestas se pudieran elimnar de la explicación del priming semántico subliminal, siempre surgirían problemas con este tipo de experimentos.
Otro detalle criticado por Cheeseman y Merikle era la determinación del criterio de rendimiento al azar y la utilización de umbrales subjetivos. Investigaron también el efecto del priming en el Stroop palabra-color, utilizando umbral objetivo en el que los sujetos no eran capaces de discriminar entre las palabras de la prueba de elección forzada. No encontraron evidencias de procesamiento inconsciente (no se produjo interferencia). Sólo encontraron procesamiento consciente e inconsciente por encima del umbral objetivo. Por debajo de él no hallaron evidencias ni directas ni indirectas de que se hubiera procesado la más mínima información. Consideraron el umbral subjetivo como la “transición entre el procesamiento inconsciente y el consciente”, el punto del procesamiento perceptivo en el que se forma un percepto integrado que permite el informe consciente y el conocimiento fenoménico.
Se puede hallar sensibilidad a eventos perceptivos por debajo del umbral subjetivo, aunque los sujetos declaren no haber tenido conocimiento consciente de ellos.
9.3.2 PRIMING POR DEBAJO DEL UMBRAL OBJETIVO
Cheesman y Merikle (1985) comprobaron que en el umbral objetivo y por debajo no existe posibilidad de encontrar efectos de priming semántico, porque no hay registros perceptivos en los que pueda basarse.
Kemp-Wheeler y Hill (1988) recopilaron y modificaron problemas metodológicos que observaban en el trabajo Cheesman y cols.:

  • Demostraron que existían efectos de priming semántico al presentar primes con enmascaramiento por patrón un 10% por debajo del umbral de detección objetivo.
  • Criticaron el procedimiento de discriminación de identidades de cuatro opciones (citar el sujeto cuál de 4 palabras de color enmascaradas se les había presentado), pues no evalúa el umbral de discriminación. Y además hay que tener en cuenta la preferencia de cada sujeto por colores concretos

Para encontrar evidencias sólidas de priming en el umbral objetivo es necesario:

  • Emplear la detección en lugar de la discriminación de identidades para determinar los umbrales.
  • Demostrar las respuestas no discriminativas en el umbral según los criterios de Merikle (1982).
  • Demostrar que la magnitud de cualquier efecto de priming no guarda una relación significativa con el rendimiento en la detección.

Los criterios Merikle (1982) constituyen directrices estadísticas acerca del uso de intervalos de confianza para asegurarse de que la distribución de las respuestas no difiere aleatoriamente y de que se van a utilizar todos los tipos de categoría de respuesta.
Kemp-Wheeler y Hill (1988) midieron el criterio objetivo de forma individual y minuciosa:

  • Situaron la SOA de la máscara del prime un 10 % por debajo de ese nivel.
  • Utilizaron medida d´ de la teoría de detección de señales --> establecer correlación con los efectos de priming de análisis estadísticos complejos hallados.
  • Presentación dicóptica y binocular, con iguales condiciones de iluminación durante experimento.

Otros autores en 1989 comunicaron también la aparición de priming subliminal cumpliéndose unas determinadas condiciones (diferentes a las anteriores)

Hay experimentos en donde a los sujetos no se les indica que ignoren todo ni tampoco se establecen condiciones de enmascaramiento o determinación de umbral, para de esta manera asegurar que los estímulos críticos sean “inatendidos” (los estímulos no se ven en el caso del Parpadeo Atencional (PA) y Ceguera para la Repetición (CR) pues hay limitación temporal en la acción).
Mack y Rock (1998) estudiaron la “ceguera inatencional”:

  • Los participantes debían atender una parte de una presentación. No se indicó que ignoraran otros detalles.
  • Debían descubrir si el estímulo inatendido e inesperado se procesaba fuera del foco atencional.
  • En los dos primeros ensayos se les requería indicar qué brazo de una cruz era el más largo.
  • En el tercer ensayo, se añadía de fondo una palabra.

El 60% de los sujetos mostraron “ceguera” al hecho de haber visto palabra alguna o que fuera una presentación diferente a las anteriores.
Posteriormente, para averiguar si dicha palabra había sido objeto de procesamiento, utilizaron tareas de priming con elección forzada y de completar fragmentos de palabras (múltiples alternativas para elegir entre ellas o completar fragmentos de palabras con objeto de que sean rellenadas por el sujeto). En ambas pruebas se quería comprobar si las palabras habían sido procesadas en algún momento.
Los datos permitieron concluir que:

  • La activación semántica de palabras se produce aunque éstas no se puedan comunicar conscientemente.
  • Sin atención visual, estímulos como palabras no alcanzan una forma de representación que se pueda comunicar.

Rees, Russell, Frith y Driver (1999) utilizaron imágenes de RMf para determinar grado de procesamiento de las palabras inatendidas en experimentos de ceguera inatencional. Distinguieron entre ceguera inatencional genuina ( palabras no percibidas) y amnesia inatencional (se percibían pero rápidamente se olvidaban). En los experimentos de ceguera inatencional los sujetos pueden ver la palabra en punto de fijación del experimento y aún así parezca no ser atendida.

  • Utilizaron el procedimiento PRSV para mostrar una secuencia rápida de letras superpuestas sobre imágenes. Consideraban que si la tarea era muy exigente, la atención estaría ocupada íntegramente en examinarla y no quedaría atención disponible para procesar la secuencia no target irrelevante.
  • Midieron actividad cerebral en respuesta a consecuencias de letras cuando éstas constituían la serie inatendida. Si se detenía el sujeto en buscar repetición en la serie de imágenes, no existía actividad en regiones del hemisferio izquierdo. El que las palabras fueran familiares o carecieran de sentido, no suponía diferencias en cuanto a actividad cerebral.
  • Cuando la atención está OCUPADA , lo que se produce es ceguera inatencional.
  • Los autores indicaron que se mostraba ceguera a la diferencia entre series de palabras y series aleatorias. Podemos tener experiencia consciente de un subconjunto de propiedades de un objeto, como características que distinguen letras de imágenes y el color, pero sin atención el significado no se procesa en absoluto.
  • El hecho nos recuerda los hallazgos de los primeros experimentos, donde estaba disponible la información física pero no la semántica.
  • La RMF nos permite observar el cerebro mientras hace la tarea y no existe discusión posible sobre el nivel de procesamiento que alcanza el estímulo inatendido

El fenómeno de ceguera para el cambio muestra que las personas no detectan cambios importantes en un objeto o escena si el cambio se produce tras breve intervalo en blanco o cuando se distrae la atención.
Simon y Levin (1998) realizaron un experimento involucrando a los participantes en una conversación con una persona y después, durante breve tiempo de distracción, cambiaron a la persona incial por otra. No se dieron cuenta del cambio de personas (control del tráfico aéreo muy expuesto a ello).

Rensink (2002) analizó cinco aspectos de la detección de cambios visuales:

  1. Lo que se entiende por cambio: El cambio se refiere a la transformación de una única estructura a lo largo del tiempo; la diferencia se aplica a la falta de semejanza entre dos estructuras. Distinguir entre estructura externa --> la escena ; y la interna --> su representación.
  2. Planteamientos metodológicos: Consideró que los estudios previos eran de “una sola tacada”, dado que el cambio se realiza una sola vez en cada ensayo y se minimiza el papel de los movimientos oculares la y MLP. Además, metodológicamente se aproximaban bastante a la vida real.
  3. Papel de la atención focalizada en la ceguera para el cambio: La atención focal sirve para elaborar una representación más específica relevante para la tarea en curso. Si los procesos preatencionales entran en juego al guiar el foco atencional hacia el lugar que había cambiado, deberían acelerar la respuesta, y la pendiente de búsqueda del TR con respecto al tamaño de la presentación sería más plana que si la búsqueda fuera estrictamente serial basada exclusivamente en la atención focal. Los cambios inatendidos pueden controlar la focalización de la atención.
  4. Cómo esta ayuda a comprender la percepción visual. La ceguera para el cambio se puede encontrar en muy diversas situaciones. Sólo se produce cuando se desvía momentáneamente la atención del estímulo original. Si el cambio no controla exógenamente la atención focalizada, pasará desapercibido. Es esta ceguera la que ayuda a entender en qué consiste y qué hace la atención focalizada.
  5. Límites actuales para el estudio de la detección de cambios. La impresión subjetiva es que todos los objetos de una escena están disponibles a la vez, pero no es así. La escena completa es sólo una “ilusión”.

Las personas muestran también sordera ante los cambios auditivos. En tareas de sombreado no detectaban cambios en la voz atendida.
Nuestra experiencia consciente del mundo que nos rodea no encaja con los datos de los experimentos.

La consciencia de un estímulo provoca que se controle la acción, pero la información inconsciente da lugar a reacciones automáticas incontrolables. Por ello, se estudian las consecuencias con respecto a la forma en la que se procesan los estímulos o inputs. Cheesman y Merikle (1985) manipularon el porcentaje de ensayos en experimento con color congruente e incongruente (efecto Stroop). Observaron lo siguiente:

  • Por encima del umbral subjetivo --> Si existía probabilidad de congruencia, se producían efectos de interferencia mayor de lo normal por los estímulos incongruentes.
  • Por debajo del umbral subjetivo --> Los efectos de interferencia eran independientes de la probabilidad de que el color y la palabra fueran conguentes.

Existen diferencias cualitativas entre las operaciones de procesamiento en las tareas tanto por encima como por debajo del umbral subjetivo.

Criticaron a Marcel, pero replicaron algunos de sus experimentos para evidenciar la disociación cualitativa entre procesamiento consciente e inconsciente (Marcel utilizaba umbral subjetivo):

  • Experimento de decisiones léxicas en 3 cadenas sucesivas de letras: decidir si es palabra o no --> (RELOJ) ; (BRKLS); (PALMA)
    • En las cadenas se encontraba alguna palabra polisémica (muchos significados, como PALMA) y podía estar enmascarada o no.
  • Marcel medía el tiempo de decisión en la que ocupaba el tercer puesto (3ª en la cadena de palabras).

Resultados:

  1. Si no había enmascaramiento y las tres eran claramente visibles --> ÁRBOL, PALMA, DEDO: En este caso la decisión fue más lenta (pues PALMA podía ser de “mano” o de “palmera”) que cuando las palabras de la lista no guardaban relación entre sí (como en RELOJ-CARRERA-DEDO).
  2. Cuando el significado de la 3ª es coherente con la 1ª, la decisión es más rápida (como en MANO-PALMA-DEDO).
    • Si todas están disponibles la 1ª sesga (marca el camino: ARBOL --> piensas en "palmera" y no en "palma de la mano").
  3. Si se enmascaraba la 2ª y parecía no detectarse, los resultados eran otros: parecen estar activados todos los significados de la palabra polIsémica y la decisión léxica ante DEDO era igualmente facilitada ante ARBOL-PALMA-DEDO que ante MANO-PALMA-DEDO (en comparación con una lista no relacionada como RELOJ-CARRERA-DEDO).

Por tanto, nos encontramos ante una clara diferencia cualitativa entre clase de procesos que se inician en el procesamiento consciente y en el inconsciente.

Merikle y Reingold (1990) realizaron otro estudio en el que utilizan enmascaramiento por patrón:

  • Presentaron palabrasno-palabras o un campo en blanco.
  • Debían 1º decidir sobre detección, y luego sobre el reconocimiento de tarea de elección forzada.

Los resultadon eras diferentes aunque no detectaran al inicio si era palabra no-palabra:

  • Si no detectaban una no-palabra, no se evidenciaba procesamiento.
  • Pero cuando era una palabra, aunque no se detectara, el rendimiento era mejor que si respondían en el test de elección forzada de la prueba posterior.

Conclusiones:

  • La pre-existencia de las palabras en la memoria eran capaces de favorecer reconocimiento.
  • Los estados de detección y no detección son cualitativamente distintos.

Otros estudios, como el realizado por Debner y Jacobi (1994), utilizaron SOAs cortos y largos. Con SOAs breves, la mayoría de las palabras no se percibían conscientemente, mientras que con SOAs más largas sí.

Inmediatamente después de la presentación de la palabra enmascarada se pidió a los participantes que que completaran un fragmento con cualquier palabra que les viniera a la mente, excepto aquélla que se les acababa de presentar.

 Estos estudios aportaron las siguientes conclusiones:

  1. Las palabras percibidas incoscientemente (SOAs breves, 50 ms) producían reacciones automáticas que el perceptor no podía controlar.
  2. La información percibida conscientemente (SOAs largos, 150 ms) permitía a los individuos guiar sus acciones de manera que eran capaces de seguir las instrucciones del investigador.

Las investigaciones sobre percepción inconsciente son controvertidas y poco concluyentes. Se suele investigar con pacientes lesionados cerebralmente para llegar a mejores datos.

 

9.6.1 EVIDENCIAS DESDE LA NEUROPSICOLOGÍA

Los pacientes neuropsicológicos proporcionan evidencias sobre la importancia de la “conciencia”, pues ciertos estímulos no podrán ser informados, (por la lesión) por mucho que el individuo se esfuerce en ello.

Los neuropsicólogos cognitivos estudian el sistema cognitivo dañado y, por ello, son capaces de extraer conclusiones sobre el normal. Un principio importante en el que se basan es el del que el cerebro humano es “modular” (Marr,1976 y Fodor, 1983). Existen diferentes y numerosos módulos que efectúan cálculos extensos y complejos:

  • Procesan información concreta perteneciente a dominios específicos. Cada módulo persigue un fin particular pero la agrupación de ellos forman un sistema global.
  • Cada módulo tiene especificidades innatas y autónomos. La lesión en un módulo no afecta a otro, lo cual incide en mejorar las probabilidades de supervivencia.
  • Las lesiones locales en regiones concretas hacen que se pierdan funciones computacionales.

Farah (1994) estudió trastornos de la percepción y de la consciencia ocasionados por lesiones cerebrales. Clasificó la posición sobre la conciencia de otros estudios y autores:

  • Schacter y cols. 1988 --> El sistema de experiencia consciente está separado de otros módulos y su función es específica. Denominaron a su modelo DICE (Dissociated Interactions and Conscious Experience), y en español, Interacciones Disociadas y Experiencia Consciente). La consciencia se puede desconectar de otro tipo de procesamiento.
  • Gazzaniga 1988 --> La distinción entre conciencia/ no conciencia guarda relación con el hemisferio cerebral encargado del procesamiento de la información de cada tarea:
    • HEMISFERIO DERECHO: carece de lenguaje y es incosciente. Igualmente, la consciencia se desconecta de otros procesamientos.
    • HEMISFERIO IZQUIERDO : lenguaje y consciente.
  • Kinsbourne considera que la conciencia es el estado cerebral surgido cuanto TODA la información específica de una modalidad activada es COHERENTE entre sí.

 

9.6.2 VISIÓN CIEGA

Alteración ocasionada por lesión en el córtex visual que, sin afectar al movimiento ocular, incapacita para ver objetos conscientemente. Estos pacientes:

  • Presentan ceguera aparente en parte del campo visual.
  • Detectan presencia o ausencia de eventos.
  • Mueven los ojos hacia el lugar donde se presenta “luz”, pero por debajo del nivel de experiencia consciente.
  • No existe dificultad en el procesamiento de la información visual

Las regiones de ceguera se llaman escotomas.

Weiskrantz y cols. (1974) investigaron el caso del paciente DB, al que se le extirpó parte del hemisferio derecho (córtex estriado y parte del calcarino). Presentaba hemianopsia postquirúrgica, afectando a la mayor parte del campo visual izquierdo. El paciente creía que adivinaba respuestas ante la indicación de que señalara o desplazara mirada hacia donde se le requería. Una curiosidad sobre este paciente es que puede detectar mejor el estímulo en el campo ciego que en el bueno, pero la forma se detecta mejor en el bueno. Por ello visión normal y ciega no son lo mismo.

Otros pacientes confirman que estos lesionados discriminan en función de atributos como horizontal/verticalformas sencillasmovimiento/inmovilidad“X” u “O”.

En estudios posteriores se añade que pueden detectar parpadeo luminoso, orientación de líneas, dirección del movimiento:

  • Se conserva visión cromática.
  • Sensibilidad espectral como los sujetos normales pero con umbral de detección más elevado.
  • En estudios con priming respondían más rápidamente a dos estímulos que a uno solo, aunque uno estuviera en campo ciego.
  • Poseen competencia psicológica para procesar y discriminar, pero han perdido la capacidad de “saber” sobre ellos y de realizar acciones voluntarias en respuesta a dichos estímulos.

 

Wegner (2003) sugiere que aunque nuestra experiencia subjetiva sea tener control consciente sobre nuestras acciones, pudiera resultar que no sea más que una ilusión:

  • El pensamiento y la acción son contingentes, primero pensamos y luego actuamos, pero ello no implica que el pensamiento sea la causa de la acción.
  • Si me digo que mi pensamiento causa una acción concreta, entonces es que manifiesto una volunta consciente.

En el caso del paciente DF (agnosia visual) la acción puede discurrir con independencia del control consciente.

En otros casos, como en el de “cerebro dividido” (comisurotomía donde los dos hemisferios se desconectan al seccionar el cuerpo calloso, realizándose esta operación a casos extremos de pacientes con epilepsias graves), los hemisferios funcionarán de forma autónoma aunque haya cierta comunicación entre ellos.

En algunos casos, sujetos con lesiones en el cuerpo calloso pueden presentan el síndrome de la mano ajena, que consiste en una alteración donde no se tiene control sobre el movimiento de una de las manos, aunque se preserva la sensación táctil. MP fue la paciente en la que, tras lesión en la parte anterior de cuerpo calloso, la mano izquierda alcanzaba y hacía cosas opuestas a lo que ella deseaba. La mano parecía como si tuviese mente propia, deshaciendo o haciendo lo contrario a la otra mano.

En el experimento de Libet (1985) se tomaba registro de 3 variables después de extender el brazo:

  1. Inicio de movimiento de muñeca requerido (electrodos en muñeca)
  2. Inicio del potencial de disposición a realizar el movimiento (electrodos en córtex motor)
  3. Decisión de acción (ejecutar el movimiento)-> Debían indicar posición de un punto sobre círculo cuando desearan mover la muñeca.

En el caso de los participantes conscientes de la intención de mover su muñeca, se observó que el movimiento se producía en realidad después de la actividad inicial en el córtex motor, antes de que indicara su decisión consciente.

La conclusión es que la intención consciente sigue, no precede, a los procesos involucrados en la realización del movimiento.

Otros experimentos realizados por Wegner y Wheatley (1999) encontraron que los sujetos atribuían acciones a su libre albedrío aún cuando no hubieran realizado esa acción. Utilizando un tablero de ouija modificado se les forzaba a detener el ratón, e indicaban que eran ellos los que lo habían detenido (cuando realmente eran los colaboradores del investigador los que habían decidido dónde se paraba).

Kelley y Jacobi (1990) comentaron que no se podía inferir sobre control consciente y control automático limitándose a preguntar al sujeto si había o no pretendido hacer algo, pues la intención es la explicación que sigue a la conducta y la dirige. Interpretar nuestras acciones como intenciones nos da la sensación de tener comportamiento racional y con sentido (ejemplo: la intención de ponernos en pie, puede surgir el sentimiento después del inicio de la acción, en vez de antes).

Por tanto, determinar la relación pensamiento-acción no constituye una guía fiable de explicación a la causalidad.

 

9.6.3 HEMINEGLIGENCIA VISUAL

En estudios sobre heminegligencia se observó que los estímulos extinguidos del campo visual alcanzaban un elevado nivel de procesamiento, pero los pacientes no podían informar de ello abiertamente. Farah (1994) propuso que esto era debido a que las representaciones obtenidas en el campo lesionado no eran fuertes como para integrarse con la información del campo bueno en un “nuevo” estado cerebral integrado. Al no competir esa información, la débil del lado bueno se hace consciente aunque no sea la "correcta".

La heminegligencia, la simultanagnosia o la extinción implican la idea de que la conducta atencional es consecuencia de estado cerebral integradoDuncan (1999), indicó que las múltiples fuentes de información que activan los distintos sistemas cerebrales en respuesta al input visual son objeto de procesamiento competitivo:

  • Prioriza una fuente y se inhibe otra, y de ello, el patrón más activo se hace dominante o no.
  • El sesgo lateral exhibido es causa de lesión cerebral lateralizada.
  • Estas lesiones en el parietal derecho no son el único predictor de sesgo.

Robertson y Manly (1999) sugieren en sus estudios que el hemisferio derecho es más importante para mantener la atención que para cambiarla, y que la heminegligencia, extinción y simultanagnosia se intensifican debido a un efecto más general de arousal, trastorno de la atención espacial y disminución de capacidad atencional.

 

9.6.4 PROSOPOPAGNOSIA

Consiste en la incapacidad de reconocer rostros familiares. No pueden nombrarlos, sean familiares o amigos, y ni siquiera se reconoce a sí mismo.Sí pueden identificarle al oir su voz o a la indicación de detalles biográficos.

Se observan cambios en la respuesta electrodermal al ver el rostro familiar. PH podía reconocer un rostro si se le indicaba el nombre, pero no al verlo sin más. El rostro y el nombre acceden automáticamente a la semántica. Por ello, parece ser que, a pesar de la incapacidad para reconocer abiertamente, los pacientes muestran evidencias de que las reconocen de forma encubierta e insconsciente.

Este déficit de acceso a la consciencia es muy selectivo:

  • El reconocimiento consciente abierto exige activación para superar cierto umbral.
  • Por debajo de un umbral concreto es suficiente para que se produzca interferencia o priming, pero no para que el sujeto pueda hacer reconocimiento abierto.

 

9.6.5 AMNESIA

La que afecta a información nueva se denomina anterógrada:

  • Dificultad en la retención inmediata de la información presentada.
  • El recuerdo de hechos pasados se mantiene.

El paciente HM aprendió sólo seis palabras nuevas tras su operación pero fue capaz de mejorar en la tarea del rotor de persecución (coordinación viso-motora). La diferencia entre aprender palabras y habilidades se explica en términos de memoria declarativa y procedimental.

Estos pacientes presentan pérdida de memoria declarativa, compuesta de recuerdos episódicos semánticos. Pero el desempeño de la tarea procedimental no se ve afectado.

Schacter (1987) sugirió que las tareas mnésicas debían definirse en función de si se requiere acceso a la memoria explícita (recuerdo intencionado, deliberado y consciente de aprendizaje anterior) o implícita (sin recuerdo de aprendizaje) para obtener un desempeño preciso.

Estos amnésicos demuestran priming de repetición y semántico producido por estímulos que no son capaces de recordar. El sistema de procesamiento “recuerda” información presentada previamente, pero la información no accede a la consciencia.

 

9.6.6 AGNOSIA VISUAL

Se debe a una lesión en ambos lados del córtex occipital. Los afectados no son capaces de precisar la localización de los objetos en el espacio, ni de discriminar entre diferentes objetos o describir propiedades de éstos. No obstante, son capaces de alcanzar los objetos y adaptar la mano para cogerlos. Interactúan con ellos, aún sin poder describirlos.

Milner y Goodale (1995) investigaron la pacience DF. Como posible explicación del trastorno apuntaban que la disociación entre lo que puede decir y cómo actúa DF está mediada por la vía ventral  (o vía del “qué”), pero en la acción cualificada participa la vía dorsal (vía del "dónde") y ésta puede actuar independientemente.

¿Qué es lo que permite a niveles inconscientes de procesamiento dar lugar a la experiencia consciente?

Shallice (1988a) opinaba que “la existencia de la consciencia es uno de los principales problemas que tiene la ciencia por resolver”.

En los últimos 20 años el tema de la consciencia ha vuelto a ser considerado e investigado. Existen dos libros que han recopilado ideas de ensayos tanto de psicólogos como de filósofos: son el de Marcel y Bisiach (1988), y el de Davies y Humphreys (1993), donde se aprecian las raíces filosóficas de la psicología:

  1. James y Freud la abordaron en sus respectivas escuelas
  2. El conductismo llegó a relegarla al considerar como objeto de la psicología únicamente la conducta observable.
  3. Fue incorporada de nuevo en la ciencia de los procesos cognitivos, que empezó a darle explicación a los estudios sobre control intencional.
  4. Otros aportaron la idea de que era una especie de integración o estabilización perceptiva (Allport)
  5. Crick y Koch defendían su visión neurofisiológica de la consciencia, donde cada región del cerebro está especializada en el procesamiento de un tipo de información concreta, por lo que todos los grupos de neuronas relacionadas con un mismo objeto integran la información, solucionando así el binding problem.

El debate actual no puede definir el término “consciencia” de manera exhaustiva, pues se acompaña de términos coincidentes y diferenciales.

Baars (1997) aclara que seleccionar un evento y ser consciente del mismo puede compararse a cuando coloquialmente hablamos de “mirar” y “ver”, o “tocar” y “sentir”...

Desde el punto de vista operativo, la atención y la consciencia son distintas cosas. Ello indica que:

  • La atención incrementa la probabilidad de la selección, y
  • la consciencia implica que la experiencia se puede comunicar o que es posible realizar alguna acción voluntaria.

Baars propone que la consciencia participa durante el “input”, el “output” y en las operaciones voluntarias de la memoria operativa. Asume la propuesta de Crick y Koch (1990) sobre la existencia de “conocimiento consciente operativo”, donde está disponible la información atendida. Estudia los diferentes conceptos como atención, consciencia, percepción... pero sin indagar en los distintos tipos de consciencia.

 

9.8.1 CRITERIOS PARA LA CONSCIENCIA

Allport (1988) estableció los criterios sobre cómo determinar si se ha tenido experiencia consciente o no:

1. Criterio de ACCIÓN POTENCIAL:

  • La persona, si es consciente de una acción, debería ser capaz de actuar de acuerdo con ella (si no responden, no sabremos si lo ha sido o no)
  • Existen indicadores como DILATACIÓN PUPILAR, respuesta bajo control del SN Autónomo. A menudo “revelan” otra información que la que nos expone el sujeto.

2. Criterio de la MEMORIA (puede o no RECORDAR el evento):

  • Si recuerda un hecho puede decir que fue consciente de ello, pero no si lo fue y luego lo olvidó.
  • El problema reside en el grado de confianza que se necesita para reconocer conscientemente la existencia de un evento.

Parece que diversos indicadores sugieren que no existe una única forma de consciencia, sino distintas variedades con diferentes manifestaciones:

  • Allport sugiere que la “consciencia” está relacionada con la selección para la acción, y los objetos seleccionados para la acción probablemente formen un recuerdo episódico que se pueda recuperar explícitamente.
  • Existen psicólogos que consideran que la psicología no puede ignorar la “consciencia fenoménica”, pues si no quedaría reduciría al ámbito de la cibernética o biología.

Shallice (1988) sugiere que al tratar a los sujetos como si fueran “agentes conscientes responsables” estamos reconociendo algo de lo que significa ser consciente. Propuso que podía plantearse el tema estableciendo vínculo entre el procesamiento de la información de diversos eventos y las explicaciones experienciales de los mismos.

Shallice y su modelo del flujo de información entre sistemas de control incluye dos módulos: sistema lingüístico y memoria episódica.

Pero, ¿qué corresponde exactamente a la consciencia?

  • Aún no se ha elaborado una definición de consciencia
  • Los modelos de procesamiento de la información son demasiados abstractos, y en él intervienen numerosos subsistemas.

Para Shallice el control podría realizarse de forma compartida entre subsistemas y existiría un patrón coherente de control a lo largo de todos los subsistemas que sería común a todos los sistemas de control activos y, al mismo tiempo, este control común podría sentar bases para la “consciencia”.

 

Umilta (1988):

  • Propone que la consciencia es equivalente a nuestra experiencia fenoménica de lo que está sucediendo en el “procesador central” de capacidad limitada.
  • El procesamiento controlado se halla bajo control del procesador central, y el automático sin control. Sin embargo, hay evidencias de que el procesador central también influye en los procesos “automáticos”, pues pueden darse como consecuencia de estados de metas activadas conscientemente.
  • ¿Atención consciencia son sinónimos? ¿La consciencia utiliza la atención para controlar “procesos cognitivos de orden inferior"? Son diferentes, pero sí tienen en común el ser procesos lentos, en serie y de capacidad limitada.
  • Realiza una reflexión sobre autoconsciencia: capacidad de reflexionar sobre uno mismo, nuestra propia identidad, actos y conocimientos.

 

9.9.1 ¿PUEDE SER CONSCIENTE UNA MÁQUINA?

Según Johnson-Laird (1983,1988), la capacidad de autoconsciencia es importantísima para la formación de las intenciones. Estas se basan en modelos de “cómo sería el mundo” si hiciéramos esto o aquello.

La autoconsciencia nos permite conocer lo que sabemos, lo que sería la metacognición (conocimiento sobre el conocimiento). Es la capacidad reflexiva sobre nuestros pensamientos la que nos ayuda a planificar acciones y adoptar decisiones.

En su análisis computacional sobre la consciencia considera que “la consciencia es una cuestión computacional que depende de cómo lleva a cabo el cerebro ciertos cálculos, no de su constitución física". Cuatro son los problemas a resolver por cualquier teoría que investigue sobre ello:

  1. problema--> Conocimiento consciente: explicar diferencia entre lo consciente y lo que no lo es.
  2. problema--> Control: equivalente a la fuerza de voluntad, diferente en cada individuo.
  3. problema--> Conocimiento de uno mismo
  4. problema--> Intención

3 y 4 dependen del mismo mecanismo computacional.

Este mecanismo computacional semejante al cerebro, según los autores:

  • Funciona de modo JERÁRQUICO, y en PARALELO.
  • El NIVEL SUPERIOR se corresponde con el sistema operativo ( o memoria operativa). Goza de relativa autonomía pero no posee un control pleno de todos los demás procesos.
  • El sistema operativo tiene que ser CONSCIENTE para poder construir un modelo mental de sí mismo y de cómo funciona. Ejemplo: el sistema de percepción visual-> el sistema visual envía datos sobre la localización y las identidades de un objeto, y después el sistema operativo utiliza otros procedimientos para elaborar un modelo de sí mismo percibiendo el mundo.
  • Así, la memoria operativa dispone de un modelo incluido dentro de otro modelo. Es lo que se denomina MODELO DE INCLUSIÓN
  • Una vez que un sistema computacional es capaz de representarse a sí mismo y lo que sabe, puede disponer de autoconsciencia o "ser consciente", hacer planes y exhibir una conducta intencional

Phaf, Mul y Wolters (1994) sugirieron que el procesamiento consciente debía añadirse a las capacidades generales de los modelos de procesamiento de distribución en paralelo PDP. Para que emerja una experiencia consciente debe darse un proceso explícito de razonamiento recursivo a la vez que representaciones activas en la Memoria Operativa. No obstante, en los modelos de PDP no se suele tener en cuenta a la MO: la MLP (memoria a largo plazo) serían los pesos que cambian lentamente en el sistema dentro de la red y la MCP (memoria corto plazo) la activación actual que decae poco a poco (Grossberg,1980).

Phaf y cols. (1994) describieron una ampliación de su modelo CALM:

  • Éste posee una red recurrente secuencial (bucle recursivo externo) que retroalimenta con activaciones localizadas (chunks) a nodos inconexos del módulo de input, tal que los chunks no se interfieren entre sí.
  • Este modelo es capaz de simular los efectos de las curvas de posición serial en memoria a corto plazo ( probabilidad de recuerdo de un ítem dependiendo del orden de presentación), así como los de primacía (aparecidos en primer lugar) y recencia (aparecidos al final de la presentación, se recuerdan mejor que los de posiciones intermedias).

El bucle recursivo externo no puede explicar por sí solo la experiencia consciente, aunque sea un módulo dentro del modelo y su función sea importante.

Los nodos que no llegan al bucle activados no participan en la experiencia consciente que se esté dando, pero sí que podrían explicar una parte del hacer del sistema sin tener conocimiento consciente. Por ejemplo, el bucle articulatorio ocupado realizando tarea de amplitud de memoria de dígitos y, al mismo tiempo, los sujetos pueden seguir siendo capaces de  razonar lógicamente y saber que lo hacen.