Desarrollo I

DS-1.1 La importancia del desarrollo

La inmadurez con la que nacemos nos hace dependientes durante más tiempo, pero nos permite ser más plásticos, haciendo posible el aprender más cosas y disponer de una mente más flexible.

Los humanos nacen con pocas conductas de las que dispondrán en la edad adulta. Es decir, tienen que aprender la mayor parte de las cosas que precisan. Nacemos con más disposiciones que con conductas terminadas. Esta plasticidad nos permite adaptarnos a diferentes ambientes.

DS-1.2 Dos rasgos básicos del ser humano: Su naturaleza social y mental

Aunque los humanos coinciden con otros animales en las mismas necesidades, en particular la de adaptarse al medio, poseen dos características muy importantes: vivir en grandes grupos y construir representaciones muy adecuadas de su entorno.
Esto es posible agracias  su inteligencia, que ha hecho posible construir habilidades cognitivas muy desarrolladas.

Los humanos son capaces de un grado de cooperación y competición muy elevado que se realiza dentro de las instituciones sociales.

DS-1.3 Las representaciones

Una de las características específicas y éxitos adaptativos de los humanos se debe a su capacidad para formar representaciones muy adecuadas del ambiente en que viven. Éstas pueden ser almacenadas siendo una compilación del conocimiento sobre el mundo. A partir de ellas entendemos que es lo que sucede y cómo debemos actuar en cada situación.
Estas representaciones son compartidas, al menos parcialmente, por los distintos seres humanos, lo que facilita sus relaciones sociales.

Las representaciones están en continuo cambio y frecuentemente se elaboran para comprender y actuar en una situación, y de esa manera dar satisfacción a las necesidades.

Los humanos son capaces de tomar conciencia de sus representaciones, de reflexionar sobre ellas, lo que les permite perfeccionarlas y modificarlas. Es una manifestación de lo que se denomina metacognición.

DS-1.4 Concepciones sobre la adquisición del conocimiento

El estudio de la adquisición del conocimiento ha preocupado a filósofos y psicólogos.
La posición empirista sostiene que los humanos nacen con la mente en blanco y que el conocimiento viene de fuera, bien por la experiencia o transmitido por otros.
Otros autores sostienen que ya nacemos con un conocimiento sobre el mundo (algunas ideas innatas), lo que responde a la postura del innatismo.
El constructivismo defiende que nacemos con disposiciones para recibir información y actuar en el mundo, las cuales interactúan con la realidad permitiendo construir tanto nuestro conocimiento sobre el mundo como nuestra propia mente.

Pages