F16.2x Dependencia de alucinógenos [304.50]

Código CIE-10: 

F16.2x

Código CIE-9-MC: 

304.50

Criterios diagnósticos: 

Véanse también la descripción y los criterios diagnósticos para la dependencia de sustancias (REFERENCIA AL PIE).
 
Algunos de los criterios genéricos para la dependencia no son aplicables a los alucinógenos y otros requieren una mayor explicación. La tolerancia aparece rápidamente para los efectos euforizantes y psicodélicos de los alucinógenos, pero no para los efectos autonómicos como dilatación pupilar, hiperreflexia, aumento de la tensión arterial, aumento de la temperatura corporal, piloerección y taquicardia.
Existe tolerancia cruzada entre el LSD y otros alucinógenos (p. ej., psilocibina y mescalina).
El consumo de alucinógenos, incluso en los sujetos con un cuadro clínico que cumple todos los criterios diagnósticos para la dependencia, se limita normalmente a unas pocas veces por semana. Esta frecuencia de consumo relativamente baja (en comparación con la de otras sustancias) puede deberse al deseo de evitar la aparición de tolerancia a los efectos psicológicos de los alucinógenos. No se ha demostrado la abstinencia, pero se conocen claros informes de «necesidad irresistible» después de haber interrumpido el consumo de alucinógenos. Debido a la larga vida media y a la prolongada duración de la acción de la mayoría de los alucinógenos, los sujetos con dependencia de alucinógenos acostumbran a pasar horas utilizándolos y recuperándose de sus efectos. En cambio algunas drogas de diseño alucinógenas (p. ej., la DMT) actúan de manera bastante breve.
Puede continuarse el consumo de alucinógenos a pesar de tener conciencia de sus efectos adversos (p. ej., deterioro de la memoria durante la intoxicación; «malos viajes» (bad trips), que normalmente son reacciones de pánico o flashbacks). Algunos sujetos que consumen MDMA (una droga de diseño con efectos alucinógenos) describen una «resaca» al día siguiente de su consumo que se caracteriza por insomnio, fatiga, somnolencia, dolor en los músculos de la mandíbula por apretar los dientes, pérdida de peso y dolores de cabeza. Como los adulterantes o sustitutos son en ocasiones vendidos como «ácido» u otros alucinógenos, algunos de los efectos adversos pueden deberse a sustancias como la estricnina, la fenciclidina o las anfetaminas. Algunos sujetos manifiestan reacciones comportamentales peligrosas (p. ej., saltar desde una ventana con el convencimiento de ser capaz de «volar») debidas a la falta de conciencia y de juicio crítico durante la intoxicación. Estos efectos adversos parecen ser más frecuentes en los sujetos con trastornos mentales preexistentes.
 
Especificaciones
Se aplicarán al diagnóstico de dependencia de alucinógenos las siguientes especificaciones de curso y se codificarán en el carácter quinto:
0 Remisión total temprana/remisión parcial temprana
0 Remisión total sostenida/remisión parcial sostenida
1 En un entorno controlado
4 Leve/moderado/grave

 

Referencias: